Actividad para iniciar el desarrollo de la inteligencia emocional (2-3 años)

Actividad para iniciar el desarrollo de la inteligencia emocional (2-3 años)

¿Alguna vez has sentido “algo” frente a un estímulo (persona, objeto, recuerdo…) y no sabías qué te pasaba exactamente?

A mí sí, sobre todo de pequeña. Y es que, identificar las emociones no es nada fácil, y menos, en la etapa infantil.

Nosotras, como maestras, debemos ayudar a nuestros peques a gestionar sus emociones y, para ello, es necesario que sepamos identificarlas en nosotras mismas.

¿Cómo distingo una emoción de otra?

Lo primero, es saber qué es una emoción:

Emoción = respuesta ante un estímulo

Una emoción es un  estado transitorio que viene y se va rápidamente, generando una energía que nos impulsa hacia la acción.

¡Ojo, no confundir emoción con sentimiento!

Sentimiento = emoción  + pensamiento

El sentimiento se produce cuando interpretas de manera consciente la sensación que tienes, entonces etiquetas esa emoción y emites un juicio sobre ella.

 

 

 

Diferencias entre emoción y sentimiento

1.  Inicio:La emoción siempre precede al sentimiento.

2.  Duración:Los sentimientos tienen una duración más larga en nuestro cuerpo y en nuestra mente que las emociones.

3.  Intensidad:Las emociones tienen una intensidad mayor que los sentimientos.

4.  Control de la consciencia:En los sentimientos interviene la consciencia y en las emociones no.

 Analiza cada emoción y aprende a distinguirlas

Para diferenciar una emoción tienes que saber qué te hace sentir. Puedes ayudar a tus peques a identificar sus emociones asociándolas a colores, canciones o expresiones. Para ello, puedes formular preguntas. Pero, ¿qué tipo de preguntas? Veamos un ejemplo.

¿Qué debes preguntarte para analizar una emoción?

Miedo

¿En qué parte del cuerpo podemos sentirla?

Estómago

¿A qué color la asocias?

Negro

¿Con qué canción o tipo de música la relacionas?

Tocata y Fuga nº2 en Re menor, Bach.

¿Cuántos adjetivos relacionados  se te ocurren?

Miedoso, asustadizo, temeroso, pusilánime, aprensivo, aterrado, timorato y despavorido.

Relaciónala con una frase o un refrán

Quien tiene boca se equivoca (No te calles por miedo a equivocarte)

Expón una situación en la que puedas sentirla

Quedarse a oscuras

Haz un dibujo que la represente:

Es la hora de ponerse manos a la obra

Ya tienes analizado el miedo, así que te animo a que te reúnas con tu equipo docente y analicéis las demás: la alegría, la tristeza, la ira, la sorpresa y el asco.

Para finalizar, os dejo otro recurso para trabajar las emociones en el aula. Es una canción compuesta por Juan Rafael Muñoz a partir del cuento “El Monstruo de los colores”. Trata las emociones de un modo muy divertido, te va a gustar.

Julia Bueno Sevilla

Maestra, Experta en creatividad (Universidad de Málaga). Pertenece al grupo de investigación “Educación Infantil y Formación de educadores” de la Universidad de Málaga. Ha formado a más de 70 Escuelas Infantiles y otras intituciones educativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This